Canje de notas

Pienso que la terapia no está funcionando. Ayer, a eso de las cinco tuve otra vez un ataque de pánico sin motivo aparente, y ya no sé qué hacer. Es difícil entender todo esto y más para un jurista que busca la causalidad en cada hecho, en cada momento. Uno aprende de pequeño que jugando a la pelota te puedes caer, sangrar y sentir dolor. Se trata de una consecuencia lógica y no tengo ningún miedo con las situaciones que puedo controlar. Sin embargo, me bloqueo cuando percibo que algo se me escapa de las manos, desde esa bombona de gas butano sin revisar de la anciana del tercero hasta el acto de subirme a un avión comercial. Supongo que si llevase los mandos de control sería diferente. Mi matrimonio tampoco se podría subsumir dentro de ninguna norma jurídica, hice lo posible para formar una asociación permanente pero no sé qué salió mal. De un día para otro rompió toda relación, y como si de un conflicto diplomático se tratase, echó a mis embajadores del Estado de su vida. Y sigo sin saber qué hice, sin entender qué hago en una consulta de un psicólogo, por qué persiste esta cefalea de sesión continua o por qué la medicación no funciona. Simplemente siento que no controlo el territorio del que era mi cuerpo. Estoy en el otro lado de sus límites fronterizos y tiene autonomía propia. De poco van a servir tilas, pastillas y terapias de relajación si la cabeza no quiere relajarse. Ella tiene el control de mando, qué más da que la llamase una vez más. Y qué puedo hacer si tengo mis gobiernos en el exilio.

Bookmark the permalink . RSS feed for this post.

2 Responses to Canje de notas

CURRO BLÁZQUEZ dijo...

¡Maldita cabeza!

Pablo Castillo Diaz dijo...

Brillante. De los mejores de este blog literario.

Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.

Search